Senden hat offenbar funktioniert, aber es wird noch ein Bestätigungsmail verschickt, sobald die Änderungen angekommen sind.
Es hat etwas nicht funktioniert. Bitte den Inhalt in Word (o.Ä.) kopieren und per Mail schicken.

Brief (110-12065)

Saint-Jean de Luz Urkixo-Baita 21 de Abril de 1910

Mi respetable Señor y amigo:

Recibí sus líneas y el artículo que publicaré, con mucho gusto, en el no 2. Afortunadamente, desde el no 3 me imprimirá la revista M. Protat, impresor de primer orden. En casa de Lamaignère hubiera acabado por volverme loco.

Desde hace dos meses sostengo una polémica bastante violenta, en El Pueblo Vasco, con Eleizalde´tar´ Koldobika.1 Estos nuevos purificadores (?) del vascuence llegarán á expresarse en un idioma que nadie entienda.

Sabe soy siempre, suyo afmo. a. y s. q. b. s. m.
J. de Urquijo


[1] Esta polémica con L. de Eleizalde en la que también interviene A. Campión, sobre los nombres de pila en vascuence, se desarolla entre febrero y abril de 1910. V. la referencia completa en Homenaje (1949): 82-83. Pero no fue ésta la primera vez que discutieron sobre el uso de los neologismos. En Enciclopedia General (1970: 280-281) se cuenta una anécdota referida por el mismo Urquijo, sobre una pequeña discusión entre éste y Eleizalde. Eleizalde preconizaba la introducción en el euskera de palabras como txadon por eliza (sin darse cuenta de que en txadon (etxedone) el segundo elemento es también de origen latino) y Urquijo defendía el uso de eliza. La discusión terminó al decirle J. de U. que cuando Eleizalde firmara Txadonalde'tar Koldobika, él aceptaría txadon.