Senden hat offenbar funktioniert, aber es wird noch ein Bestätigungsmail verschickt, sobald die Änderungen angekommen sind.
Es hat etwas nicht funktioniert. Bitte den Inhalt in Word (o.Ä.) kopieren und per Mail schicken.

Brief (104-12061)

San Juan de Luz, 10 de Feb. de 1910

Respetable Señor y amigo: Recibí su opúsculo y le doy por él las gracias.

Comunico á V. confidencialmente los versos antidecheparianos 1: como no los he descubierto yo, no me pertenecen.

Lelo lirelo çaray leroba

Iac͏̄oe guia ninçan

Aurten erua

Ay joat ganiraya

Astor vsua

Lelo lirelo çaray leroba

Ayt joat ganiraya

Aztobicarra

Esso amorari

Gajona chala

I penas naçala

Fator que dala

Lelo lirelo çaray leroba.2

He pedido una fotografía de la página del libro en que aparecen estos versos, pues he visto dos copias manuscritas hechas por la misma persona, y en una dice Iac͏̄oe, y en la otra Iaçoe. En este último caso habría que ver en esta palabra iaz, igaz “el año pasado”, en contraposición á aurten.

Ganiraya será probablemente Gauiraya y querra decir gabilán. Gajona chala pudiera ser gas͏̄o nazala “que soy desgraciado”;

Astor será ator?

El çaray en vez de çarac me parece confirmar la sospecha que siempre he tenido de que la historia de Zara es una invención de Ibargüen.3

El conjunto produce el efecto de una canción amorosa, pero indudablemente hay puntos oscuros. ¿Qué opina V.?

Suyo afmo. amigo y s. s.
q. b. s. m.

Julio de Urquijo

P. S. No he conseguido averiguar nada nuevo acerca del mayal. En la Soule se dice korrea y no korea, como yo creía: solo que pronuncian la doble r mas suave que nosotros. Supongo vendrá del esp. correa.

En Orozco se usa el pret. imperf. de ind. así:

yo lo veía = ikusten nendun

“ zendun

“ euen

“ gendun

“ zenduen

“ euden

Se emplean indistintamente estas formas con objeto singular ó plural, aunque se comprenden las flexiones nituzan, zenduzan, etc.


[1] Cf. H. S. carta 102: antidecheparianos y en carta 106, como aclaración implícita: vordecheparesch.

[2] V. L. Michelena (1964a): 102s.

[3] Para conocer los pormenores de esta probada falsificación v. J. de U. (1922-1924) „La Crónica de Ibargüen - Cachopín y el Canto de Lelo“, RIEV 13: 83-98, 232-247 y 458-482; RIEV 15: 163-182 y 523-548. V. tbn. L. Michelena, „Contra Lekobide“, ASJU 20.1 (1986), 291-313 (tbn. en Michelena 1988).