Senden hat offenbar funktioniert, aber es wird noch ein Bestätigungsmail verschickt, sobald die Änderungen angekommen sind.
Es hat etwas nicht funktioniert. Bitte den Inhalt in Word (o.Ä.) kopieren und per Mail schicken.

Brief (25-00388)

+

Lequeitio a 15 de Septiembre de 1923.

Muy apreciado amigo, nuestro Hugo Schuchardt:

Por más que en su muy apreciada carta del 2 de este mes puso V. en el sobre que su destinatario se encontraría en Santesteban desde el día 7 al 9, sin embargo la carta llegó a mis manos hace dos días aqui en mi pueblecito natal. Me habla V. de otra carta dirigida a mi a principios de Agosto. ¡Cuánto siento no tenerla para poder contestarla el mismo tiempo que a esta, única que conozco!

Bien veo que a causa de la carestia de la vida los impresores han subido mucho de precio. Sin embargo sus Primitiae deben ver la luz cuanto ántes. Esta Academia hará con mucho gusto un esfuerzo. Puede V. decir al impresor (que a V. más le agrade) empiecen cuanto antes a componer lineas y páginas. A sus hermosas palabras «Wenn ich mir aber das Manuskript zurückkommen lasse, so wird mir der Eindruck als ob ich meine eigene Leiche ins Haus bekäme» debo decirle que si en breve tiempo llega á su casa, ya no el manuscrito, sino la obra ya impresa, su entrada en casa le daría a V. creo un par de años de vida. Este placer vital queremos nosotros dar, no solo a V., sino dárnoslo a nosotros mismos en su persona. Con que nazca la obra cuánto antes.

Por más que a todos los de la corporación nos sería muy halagueño que esta obra fuese dedicada a nuestra Academia, sin embargo puede V. dedicarla, como me indica, an den Baskenfreund Rev. Wentworth Webster, poniendo bajo su nombre su título de Miembro de honor de la Academia Vasca.

Por mediación de V. ruego al impresor y cajistas que han de manejar su manuscrito procuren 1° manejarlo con la mayor delicadeza que les sea posible, 2° enviarlo en paquete certificado a esta Academia, si al Autor le pareciese bien. Guardamos aquí con agrado manuscritos – por ejemplo el Testamentu zarreko ta berriko kondaira de Lardizabal – cuyos autores no se llaman Hugo Schuchardt.

Nuestro amigo Urquijo no se nos presentó en Santesteban y no tuve yo tiempo de enterarme de su salud a la vuelta. Si estuviera enfermo ya nos lo hubiera dicho la Prensa.

Mucho gusto tendría en conocer su opinion acerca de mi Morfología Vasca. Estoy deseando de llegar a Bilbao para continuar borrajeando cuartillas. Pasado mañana salgo para Vitoria a hacer ejercicios espirituales y de allí hacía el día 25 iré directamente a Bilbao.– ¿Podría V. hacer saber a su recomendado el Rev. Joseph Schnödl*) que puede celebrar 50 misas a mi intención? Pronto le enviaré 100 pesetas por este servicio.

Cordialmente suyo, mi caro amigo Resurreccion María de Azkue

*) No juraría si es Schnögl.