Senden hat offenbar funktioniert, aber es wird noch ein Bestätigungsmail verschickt, sobald die Änderungen angekommen sind.
Es hat etwas nicht funktioniert. Bitte den Inhalt in Word (o.Ä.) kopieren und per Mail schicken.

Brief (05-00144)

Leyendo el párrafo de los „zapatos” he vuelto á recordar las abarcas. Es curioso el caso del sobrenombre de uno de los más famoso reyes de Navarra Se llamó Sancho Abarca y sus dominios se extendieron hasta Numancia, junto á cuyas ruinas se fundó el pueblecillo de Garray, y hasta alguna parte (montes de Oca) de la provincia de Burgos. Los historiadores tradicionalistas han solido decir que se le llamó Abarca, porque él las inventó para facilitar el paso de su ejército por la nieve de los Pirineos. En realidad se va mejor con abarcas que descalzo por razón de abrigo (con las correspondientes mantarre) y tienen, como las alpargatas, comparadas con los zapatos, la ventaja de ser mucho más flexibles y sin tacón, lo que permite agarrarse con toda la planta del pie á las menores desigualdades del piso; pero resbalan más que las alpargatas y se necesita un aprendizaje previo para aventurarse con ellas por montes nevados.

Los vascos, más las vascas, principalmente en los puertos, prescinden muchas veces de todo calzado, pero no es de suponer que hasta Sancho Abarca no conocieran ningún calzado, ni tampoco es de suponer que antes calzasen alpargatas, zapatos ni almadreñas; cabría la posibilidad de que este rey introdujera en su ejército el uso de las abarcas cerradas ó cosidas, como las que hoy se usan en el país, á diferencia de las castellanas y aragonesas, que se reducen á una sandalia ó suela abarquillada en los 4 ángulos para abarcar en parte los dedos y los lados del talón. El perfeccionamiento de cerrar cosiéndolas, de modo que resultasen á manera de zapatillas ó pantuflas, no pudo tomarlo de sus vecinos, pues aún hoy los pasiegos llaman abarcas vizcainas á las cosidas, aunque sí es verdad que más á Occidente, en Salamanca, hay también abarcas cosidas. La existencia de la palabra más genuina (zatu) para las abarcas más bastas ó primitivas y el uso de la palabra abarca para las cosidas podría quizás indicar que su introducción ó invención se debió á las clases directoras (personificadas en el rey) y que ya por entonces empleaban el castellano en las leyes, crónicas, etc aunque entremezclado de lengua d’oc y de vascuence (p. ej. echandre, echaun, echiaun)