Brief (01-05148)

Tamontaca Distrº. de Cottabato 5º de Mindanao

19 de Noviembre de 1883

Sr. Dr. Hugo Schuchardt

Muy señor mio y de toda mi consideracion y estima: recibi su muy apreciada carta del [día omitido] junio ppº [= pasado] y he diferido mi contestacion por causa de las varias atenciones que me rodean de q. no puedo desentenderme.

Ahora creo que llegará ya tarde esta que va acompañada de unos dialogos hechos por un vecino de aqui en donde entran los modismos que estos vecinos usan. Me alegraré que le puedan servir á V. y que le sean de utilidad y tendria mucho gusto en ver algun número aislado no mas del Boletin [2] de la Academia Imperial de Viena en donde se publican sus trabajos de V.

Nosotros aqui tenemos que dedicarnos por necesidad á algunos estudios filologicos de este pais q. nos facilitan aprender las lenguas de los naturales. Los que nos rodean son moros[1], cuya lengua[2] ya poseemos y aqui cerca tenemos unos monteses[3] á quienes civilizamos y reducimos, cuya lengua[4] parece muy distinta de la de los moros, pero estudiada á fondo tiene muchos puntos de analogia y afinidad.

Tenemos un colegio de niños y otro de niñas, todos rescatados de los moros con limosnas que nos envian varias personas caritativas. Entre unos y otros seran unos ciento treinta. Llegan aqui [3] cubiertos de andrajos y de miseria, se les viste, se les alimenta y se les dá educacion; y cuando tienen edad competente se les casa y les ayudamos hasta q. puedan vivir del trabajo de sus manos. Si viera V. que bien hablan y rezan muchos de ellos en castellano[5].

Los hay que salen muy buenos cristianos, que dan buen ejemplo con sus virtudes, á veces mejores que los cristianos viejos, que tiene[n] la fe medio apagada por sus costumbres viciosas.

Ahora voy á concluir ofreciendome de V. afº. atº. y s.s

Jacinto Juanmarti

[Diálogos adjuntos]

[Diálogo 1]

Buenos dias ñora Tona.

   

Buenos dias señora Petrona.

Buenos dias.

Buenos dias.

Que tál yá camó aquí.

Que tal, como siguen VVs. por aquí.

Bueno ñora, mas que camé ta pasa un poco de miseria por causa del tiempo, yá tené gayot yó que vené aquí con vós, para hace lang comigo favor de emprestá un caban de palay hasta cortá lang el de amon palay cerca yá mán, y gendé ná ay tardá, de modo que camé al acabá cortá, gendé canamon ay quedá nada de lo que ay puedé recogé; cay cosa mán vós, el puerco todas las noches tá hacé gayot mucho perjuicio; y camé bien rendido yá de tanto visiá, además de ese el que tá pídí pá camé prestá con el maga chino? ¡Ay señor! si nó quitá tené paciencia, no puede más gayot mi cuerpo aguantá de tanto pensá este amon vida.

Bueno señora — aunque nosotros pasamos alguna miseria á causa del tiempo, he tenido el gusto de venir á verte, para que me hicieras el favor de prestarme un caban de palay, que te lo devolveré hasta despues del corte de nuestra sementera que no tardará; y lo que mas siento que despues del corte, no nos quedará nada á consecuencia de los perjuicios causados por los cerdos todas las noches;  yá por los que tenemos que pagar a cuenta de nuestras deudas, y además delos que hace poco nos prestó los chinos. ¡Ay Dios mio! es preciso tener resignacion, de lo contrario es imposible resistir de tanto trabajo, y que no puedo mas sufrir de tanta calamidad que pasamos en esta vida.

Cosa quitá puede hacé, sinó paciencia ya láng, mirá V. camé gane tiene ya dao donde tá esperanzá, tá pasá pá camé trabajo, y ustedes pá?

Que podemos hacer, para todo es necesario tener paciencia; pues mire V. aun nosotros que tenemos medios de vivir bien, pasamos estos trabajos, y ustedes que será?

[2] Ná quilaya man vós, algunas veces por no tener camé por donde, tá salí yó mariscá, si Pedro ta andá man corte... todo yá el remedio tá hacé camé por esté de amon vida, y no hay gayot siempre por donde.

[2] Pues ahí tienes, y por esa misma razón, muchas veces salimos para buscar mariscos ú ostras, por no faltarnos la comida, mientras Pedro vá al corte de maderas, en fin ¡cuántos remedios hacemos! y sin embargo siempre de lo mismo.

Na bueno, ay dále yó con usté el palay; y si usté puede pagá ná corte como V. tá jablá bueno, y si V. no puede pagá, mandá yá lang aquí canamon lo que puede alcanzá y los demás dejarlo yá.

Pues bien, se le daré el palay que me pide, pudiendome pagar como V. dice despues del corte, y si considera que le hace falta, puede mandarme lo que pueda ó lo que haya y los demás no le cobraré.

Na Dios paga yá lang con vós hija, malisud pá mán ansina tá tené uno deuda, y si no tá puedé pagá, macá juyá lang; este pá maga chino, gendé ná tá piá dao ni con ninguno; ansina mán tá contá comigo endenantes si Pedro.

Dios te lo pague hija; yá vés, me dá pena el que yó tenga deudas sin poder pagar, y por ella me averguenzo, aun hasta con los chinos por qué yá no nos fian, que asi me lo contó Pedro esta mañana

Yá preguntá usté con el maga chino si deveras?

Ha preguntado V. con los chinos si es cierto?

No hay, peró ansina gayod dao ta jablá aquellos, cay tá man suudmud yá dao silá de tanto dale prestá con el maga gente y no hay dao quien tá pagá

No, peró así lo han dicho que ellos fastidian de prestar á la gente por que nadie les pagan.

Si usté recibí lavada?

Y si V. recibiera labada?

Ná entonces yá murí yo, sabe yá mán cajáa vós que tá sintí yó todo mi cuerpo; ahora gane yá  [3] hace lang yó puersa vené, cay no hay camé que comé este dia

Entonces me moriré, tú yá lo sabes que me siento todo el cuerpo, ni aun ahora puedo, y esforzandome  [3] quice venir por no tener que comer este dia.

Abá... abá...  ñora Tona.

Eso es imposible señora Petrona

Cay tá pensá vos tá mán balibát lang yó con vós? gendée gayót hija

Y piensas tú que te hago alguna excusa? no hija...  no, créame.

Por eso con ese de usté hijo cay grande yá, mandá usté hacé todo el trabajo, y no dale gusto con ese man manumbalay, como tá mirá yó algunas veces.

Pues en ese caso, yá que su hijo es demasiado crecido, dedique V. á toda clase de trabajo, y no darle gusto de que vaya de casa en casa, como lo he visto algunas veces.

Ná, ay andá yá yó hija ...  adios ná caniño todo.

Bien, me iré ... adios hija y despídeme de todos.

[Diálogo 2]

Ninang ...

Marcelina

Nora

Señora

Donde vós?

Donde estás?

Taquí ñora.

Aquí Señora

Cosa vós tá asé

Que haces?

no hay ñora

Nada Señora.

Si Ninoy dondé yá mán?

Y Saturnino donde está?

ya andá ñora na Simuhay man tiangui, cay cosa vá usté quiere con ele

Se fué Señora al tiangui de Simuhay, V. necesita algo de él?

No hay, ay mandá lang era yó componé el techo del amon casa cay tá gutiá man aquel si tá man ulán.

Nada si tiene que hacer, y si nó, que vaya á mi casa á componer el techado por que hace mucha gotera cuando llueve.

Dejá usté, cay al volver ele luego, ay jablá yó.

Yo le diré luego cuando vuelva.

Cosa el de iño ulam

Qué viandas teneis aquí?

[4] no hay nada ñora, yá andá gane yó na tiangui endenantes, no hay gayot nada que puedé comprá.

[4] Nada Señora, esta mañana me fuí al mercado, y me encuentro de que allí nada tiene qué poder comprar.

Yá jablá comigo sí Nita, taba dao tá llevá pescao el maga moro?

Juanita me dijo que vió  llevar pescado los moros

Nosé ñora, cay yó aga pá estaba allá, y no hay man yó mirá ní un pescao

Nosé Señora, pues como yá le digo, estuve al mercado y no he visto ni siquiera un pescado.

Sí Biboy yá andá vá na sugut mirá venao?

Y Toribio se fué á Sugut á buscar venado.

Nóse ñora, tallí man cajá si Nita, preguntá usté si yá andá ó no hay.

No lo sé Señora allí estará la Juanita en su casa y preguntela V. si fué ó nó.

No hay dao allí

Es que nó está allí

Ná, no ay vá ustedes conversá del pescao?

Peró no han hablado Vs. por el pescado?

Yá conversá gane camé peró gendé na su casa sinó enfrente del escuela

Sí, hemos hablado, peró nó en su casa sinó frente dela escuela

Ná, entonces esperá yá lang quitá luego sí llegá si Biboy cay siguro gendé cajáa ay paltá venao, cay cada véz man silá andá na Sugut, siempre ta trae uno.

Pues entonces esperemos que llegue Toribio de Sugut, que de seguro traerá venado, como otras veces, y nunca ha faltado.

Si no puedé yó luego llegá aquí banda caniño, evos yá lang comprá magá tres libra de carne venao; já Ninang?

Si no puedo llegarme luego por este sitio, comprame unas tres libras de carne de venado... Sí Marcelina?

Ñora

Sí Señora

Ay andá yá yó.

Me iré á volver.

Ñora

Si señora

[Diálogo 3]

[5]

Juan

[5]

Juan

Tay

Padre

Juan

Juan

No anay Tay.

Espera un poco Padre.

Por que man vos tá mandá esperá comigo?

¿Porque me mandas esperar?

Por no dejar Tay este mi bujat.

Por no dejarme padre, este mi que hacer.

Ya olvidá cajáa vos el culipat? Y no vos man anat respondé comigo asína?

¿Habras tu olvidado los tirones de orejas? no te acostumbres nunca de responderme de esa manera.

Gendée na Tay, tá apura lang este que tá hacé yó, pronto ya man acabá.

Cosa V. Tay quiere?

Nó, padre, no responderé más; pronto concluiré este que hago.

Que quiere V. padre?

Andá vos na Panay con vós Tio Endó, jabla vos  que estaba aquí el Cabeza Barangay tá cobrá su tributo y tá amenasá ícha na Tribunal si no pagá este ára; y jabla vos que yo por no mandar mas allá con ele llamá; ya aboná yo cuatro reales y dále ya lang canaton palay si ele tiene; patí pasa vos na casa de ñor Juan, jablá vos que ta mandá yo pidí el Ubut que ya prometé ele comigo de aquel día, y evos  [6] tamen no tardá, cay vos nana enfermo y no hay con quien manda aqui, cay yo ay andá na parang-parang.

Vete á Panay con tu Tio Pedro, y le dices que aquí estaba su Cabeza de Barangay, cobrando su tributo, amenazándole de citar al Tribunal sino paga y que yó por no mandarle mas llamar he abonado cuatro reales y que en vez de devolverme esa cantidad me lo dé en palay si es que él tiene, y de paso te vás á casa del señor Juan, y le dices que te lo mando buscar el Ubut (*) que [6]  me ha prometido desde el otro día; y tú no tardes mucho porque ya sabes que tu madre está enferma y no hay aquí nadie quien le sirva que yó me iré en Parang-parang.

¿Si no hay palay si tio Endo?

¿Y si no tiene palay mi Tio Pedro?

Ná, jablá vós remediá ya lang ele allá con algunos, cay no hay quitá luego para cená sabe ya man ele el ulán que ya pasá estos dias, ni no hay quitá puedé ensugá palay... Ná andá ya vos y no vos man dulug.

                                               (Váse)

Entonces, le dices que busque, porque nosotros no tenemos para cenar esta noche, él no debe extrañar la llúvia que ha pasado estos días que ni hemos podido sacar al sol el palay que tenemos. Anda vete y no tardes.

(*) Palasan. Es una planta que los indios comen el tronco y lo hacen ensalada.

[Diálogo 4]

Andrea

Andrea.

Nay.

Mamá

Dale hija con vos manong almorzá cay andá pamán ese na Panay.

Dése, hija, de almorzar á tu hermano, porque vá ese á Panay.

No quiere yo Nay.

No quiero, madre.

No hija man ísip, bueno lang si allí banda ay andá ese, lejos pamán hija na Panay: ya jabla yo con vós, que no ta gustá yo vos costumbre, cay ta quedá gayod malo.

No hija, no conviene ser canalla, si tú sabes que ese vá cerca, no importa con que no le sirvas el almuerzo; pero como vá muy lejos es preciso que se lo dés; y muchas veces te dije que nunca me ha gustado esa costumbre tan mala que tienes.

[7] Ya jablá era endenantes, y no ahora cay tá hacé yo otra cosa.

[7] Me hubiera dicho antes, y no ahora que estoy ocupada en otra cosa.

[Diálogo 5]

Manang

Hermana

Óy... cosa vos quiere, por que vós tá llorá?

Qué… que quieres, por que lloras?

Mira usté si Manong Andoy yá pegá comigo cay yá puedé lang yó trompesá su pié, ni no hay gane yó puede mirá cay estabá yó tá apurá el modo de sacá aguja que tá pidí si ñor Quicon.

Por que hermano Alejandro me pegó por haberle tropezado en el pié inadvertidamente, apurada como estaba de buscar una aguja que me la pedía el Señor Francisco.

Camó gayot siempre tá pillá, mas que aquel no hay nada tá asé grande, por eso el maga gente canaton yá lang tá visiá, .. anda vós volvé caniño hace vós vos trabajo, y dejá  camó de pleito, luego un rato ay andá yó allá caniño, cay preguntá yó con Andoy si deveras lo que tá jablá vos comigo.

Es que vosotros siempre estais de riña por una cosa pequeña, y que dais lugar á que la gente nos murmuren; anda vuelve con vosotros Ocúpate en tus quehaceres y que dejeis los pleitos; dentro de un rato me iré allí y yá preguntaré á Alejandro si es cierto lo que me refieres.

Ná... si manang no quiere gayód cré¡ no sabe vá  V. que si manong firme yá lang tá hacé ansina comigo? más quen [8] delante de quien? si yó lang tá aguantá, para no lang yó avergüenzá con el maga gente.

Que no me quiere V. creer hermana? ignora V. que ese hermano no me lo ha hecho otras veces, delante de otras personas? si [8] sufro por no avergonzarme á los que estaban presentes.

Ná ese gane acordá camó, bueno yá lang si tiene quitá tata y nana, dirá lang que no hay gayot quitá educacion.

Si andá allá caniño si tá Sinday, hablá vos que el camisa de su marido yá acabá yá y manda ele sacá aquí.. ¿já?

Pues eso mismo es lo que debeis de hacer, acuerda que no tenemos padre ni madre, y no conviene de que nadie digan, no tenemos educacion.

Si por casualidad que la señora Rudesinda vaya por allá, di que la Camisa de su marido, se ha concluido y que mande por ella cuando quiera ¿entiendes?

Norá

Sí Señora



[1] “Moros” es la designación habitual que dieron los españoles a los musulmanes del sur de Filipinas. Ese etnónimo fue adoptado por ellos y todavía lo usan (por ejemplo, la sigla del MILF, un movimiento independentista de Mindanao,  corresponde a Moro Islamic Liberation Front).

[2] El maguindanao.

[3] Se refiere a los tirurayes.

[4] El tiruray. El jesuita Guillermo Bennasar publicó en 1892 la primera gramática (Observaciones gramaticales sobre la lengua tiruray, Manila: Imprenta de M. Pérez, hijo) y el primer diccionario (Diccionario tiruray-español. I parte, Manila: Tipo-Litografía de Manuel Choffré y Cía).

[5] Por este medio aspiraban los jesuitas a crear un pueblo modélico, cristiano e hispanohablante, en el propio corazón del Islam filipino. Véase Madigan, Francis C, y Cushner, Nicholas (1958): “Tamontaka: A sociological experiment”, The American Catholic Sociological Review,  19, (4), 322-336. Véase también, de los mismos autores (1961): “Tamontaka reduction: A community approach to mission work”, Neue Zeitschrift für Missionswissenschaft 17(2), 81-94